fbpx

diciembre 9, 2020

0 comments

Como ya anunciamos al inagurar nuestro nuevo ciclo de charlas, nuestra intención es compartir el trabajo que hacemos en Equitació For Life con vosotros durante una charla al mes. Así pues, después de haber hecho la introducción en el encuentro anterior, en esta ocasión hemos centrado el tema de las charlas resumiéndolo en el título «Somos lo que pensamos».

Al principio de cada charla y de manera honesta, os explicamos (y somos muy pesados en esto) que la acumulación de conocimiento, sin la puesta en práctica del mismo, sirve de bien poco.

Este hecho es de una gran importancia porque, en este momento de la historia, disponemos de mucha más información de la que somos capaces de digerir y poner en práctica. De esta manera nos encontramos grandes «gurús» por internet que son muy buenos divulgadores del crecimiento y desarrollo emocional pero obvian una parte esencial de este proceso: la transición desde la teoria a la práctica.

Así nos vuelven a sobrecargar de información pero se lavan las manos a la hora de hacer el acompañamiento en esta transición con frases fantásticas como «verifícalo con tu experiencia». Lo que acaba pasando en muchos casos es que cogemos esta información, la intentamos poner en práctica, no nos resulta como esperábamos y nos frustramos, decepcionamos, enfadamos, …

Pues no os enfadéis y haced otro ejercicio de realidad: imaginad que durante una hora y media que dura una de nuestras charlas nos dedicamos a explicaros profundamente todos los principios de la equitación: naturaleza y pensamiento del caballo, naturaleza y pensamiento del jinete, biomecánica, equilibrio y ayudas, etc… ¿A alguien se le ocurre que con esta información detallada ya sería capaz de montar a caballo? ¡Evidentemente que no!

¿Por qué no? Pues porque para pasar del conocimiento a la práctica necesitamos una acción escalada y progresiva donde haya alguna combinación adecuada de todos los ingredientes necesarios y una corrección activa y consciente en el momento justo.

Aclarado esto, en este ciclo que comenzamos des del principio y nunca mejor dicho, en el momento de nuestro nacimiento, queremos incidir especialmente en como se configura el pensamiento y como afecta en todas las partes de nuestra vida.

En esta charla pusimos muchos ejemplos: la relación entre pensamiento e identificación, la relación entre pensamiento y salud, la relación entre pensamiento y la moral y la ética, la sugestión y condicionamiento del pensamiento desde la publicidad y los medios de comunicación, etc.

Durante las próximas, lo iremos desgranando y expandiendo por partes. Pero si que hay una idea o «leitmotiv» para este ciclo de charlas: el nivel de conciencia que tenemos determina la cantidad de nuestro destino que creamos.

Nuestra vida es nuestra creación, pero hemos cedido las riendas y nos desesperamos delante de los resultados. Coged las riendas, no os dejéis manipular por vuestros pensamientos, sentimiento ni emociones. Aprended a hablar con ellos y ordenad cómo queréis pensar, cómo os queréis sentir y qué emociones queréis tener.

La mente es la facultad más grande que tenemos en esta experiencia que se llama vida, es capaz de cosas maravillosas… La mente es la herramienta más poderosa que tenemos, pero puede llegar a ser un dueño terrible.

Os esperamos en la próxima charla: «La conexión entre pensamiento y salud».

¡¡Un abrazo!!

About the Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}