Caballo efecto terapéutico hípica

EL CABALLO Y SU EFECTO TERAPÉUTICO

¿POR QUÉ HOY EN DÍA SE CONSIDERAN LOS CABALLOS Y OTROS ANIMALES COMO TERAPÉUTICOS?

En un mundo donde cada vez hay más vida “virtual” y menos vida REAL, la mayoría de animales se consideran cada vez más terapéuticos. Este hecho es consecuencia directa e inversamente proporcional a la distancia que nos separa de la VIDA y donde, de forma urgente, necesitamos elementos que nos devuelvan y nos peguen a esta.

efecto terapéutico del caballo

En el caso de los animales es evidente que tienen mucho más contacto con la tierra, con los instintos más primarios y con la esencia de la vida que nosotros. El hecho de que no tengan los filtros y consideraciones sociales que tenemos los humanos ya les da un gran valor en este sentido y facilita la sensación y la creencia social que son terapéuticos. Pero hasta qué punto esto es una realidad o una sensación?

La REALIDAD es que nosotros vertemos toda una expectativa, unas necesidades y unas creencias sobre los animales que nos acompañan y la mayor parte de las veces por falta de conocimiento los utilizamos con una finalidad egoísta y acabamos creyendo lo que más nos conviene.

Así pues, podríamos afirmar que los animales son una “herramienta” fantástica para aprender y crecer, siempre y cuando nos relacionamos correctamente y utilizamos toda la información que nos proporcionan con SABIDURÍA (aplicación del conocimiento basado en la REALIDAD). Si no es así, los resultados a corto, medio y largo plazo son nefastos para nosotros y también para el animal.

 

COMO TRABAJAMOS LOS EFECTOS TERAPÉUTICOS CON EL CABALLO EN EQUITACIÓN FOR LIFE?

En nuestro caso, en Equitación for Life, nuestro compañero de vida es el caballo. Y, ¿qué es un caballo? Un caballo es un mamífero, herbívoro, presa, situado en la parte baja de la cadena trófica, gregario (viven manada) y con multitud de tallas y colores (desde ponis de un metro de altura o menos, hasta caballos de más de 900kg de peso). Esta es su naturaleza.

el caballo es un animal herbívoro

Es esencial recalcar que la parte más importante que diferencia a un caballo de la mayoría de animales y mascotas que estamos acostumbrados a tratar, es su condición de presa. Esto implica que su principal opción para sobrevivir es huir y defenderse mediante la manada de todos los depredadores que le rodean y este hecho nos incluye a nosotros, los humanos, el principal depredador de la tierra.

Paradójicamente, esto mismo es lo que hace que esté dispuesto a relacionarse con nosotros. El caballo espera ser liderado, anhela aquella figura que le proporcione la tranquilidad y confianza que no es capaz de encontrar por sí solo. Este factor será la clave en nuestra relación y se convertirá en la sutil diferencia entre alcanzar el arte de vivir en equilibrio o no. ¿Por qué? Porque hay muchas maneras de relacionarse con el caballo … pero sólo hay una que nos conduzca a nuestra meta, y esa es el TODO.

UN POCO DE HISTORIA SOBRE LOS CABALLOS

Durante siglos, hemos utilizado los caballo para muchos fines. Desde aprovechar su fuerza de arrastre para el transporte, trabajar los campos, la construcción e incluso a la guerra. En ningún caso esto significa que nuestra relación con el caballo haya sido equilibrada y desarrollada en un contexto de conocimiento, comprensión y SABIDURÍA .

En la mayoría de los casos, esta relación ha sido fundamentada en la necesidad, la sumisión, el maltrato y el miedo. En este contexto, podríamos caer en el error de pensar que después de tantas generaciones de caballos “domesticados”, ya deberían haberse acostumbrado al funcionamiento social de los humanos y deberían haber relajado sus instintos primarios.

La REALIDAD es que esto no es así. Los caballos guardan esta parte primaria e instintiva como un tesoro, como una caja fuerte prácticamente invulnerable y justamente es eso lo que los hace ideales para el trabajo que os proponemos.

El trabajo que realizaremos con el caballo se diferencia en dos grandes bloques interrelacionados entre ellos y complementarios, un binomio que forma parte de un TODO .

El primero de estos bloques es el físico donde la configuración y naturaleza del caballo nos permite trabajar, utilizando conceptos de biomecánica, la activación de la mayoría de grupos musculares del cuerpo, mejoras y correcciones en los hábitos de postura, coordinación y en definitiva conocimiento, uso y CONCIENCIA de nuestro propio cuerpo .

equilibrio cuerpo y mente a caballo

El segundo bloque es el mental. Como comentábamos antes, está directamente relacionado con el primero, ya que forma parte del TODO que cada uno de nosotros somos. En este apartado utilizaremos todo el potencial que nos ofrece el caballo, su naturaleza y su manera de percibir la REALIDAD sin filtros, para aportar información, conocimiento, y conseguir aplicar todo esto a nuestra vida. El caballo nos ayudará, guiándonos de una manera sutil (siempre que el queramos escuchar y el sepamos interpretar) hacia el equilibrio físico y mental.

Recuerde que nuestra meta es el arte de vivir en equilibrio y para poder lograrlo, debemos aplicar información y conocimiento REAL.

En los próximos capítulos iremos desgranando en la medida de lo posible (recordad que desde este medio sólo podemos compartir la parte teórica), como si de piezas de un rompecabezas se tratara, todo lo que podemos trabajar para conseguir nuestro objetivo.

Si tienes cualquier duda, contáctanos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *